menu

video destacado

Continua el rechazo a Mareña renovable en el istmo de Oaxaca


2d
Los habitantes de San Dionisio y San Mateo del Mar no dejarán de inconformarse en contra del proyecto eólico de la empresa Mareña Renovable, la cual instalará aerogeneradores en esta zona, sostuvo Alejandro López, de la Asamblea de Pueblos Indígenas de la Región del Istmo.
Dijo que mediante el diálogo y acciones jurídicas pretenden detener su instalación porque atenta en contra de sus derechos, por lo que llamaron a los gobiernos estatal y federal detener esta injustica, puesto que Mareña Renovable ha provocado la división de la comunidad con el riesgo de registrarse hechos violentos.
Ellos rechazan la instalación de un parque eólico en San Dionisio del Mar, por lo cual con San Mateo del Mar han decidido realizar un frente común.
Llaman de forma enérgica al gobierno federal y estatal para que se detengan las acciones, pues sólo se va a beneficiar a grandes empresas mientras que los habitantes sufrirán las consecuencias de que se les retiren sus tierras.
Exigieron que se termine la represión y el hostigamiento, pues no van a dejar de lado sus protestas, “defenderemos nuestro territorio, incluso con nuestra vida, pues es todo lo que tenemos”.
López, llamó a más organizaciones para que se solidaricen con ellos en contra del proyecto, pues aseguró que no se consultó con los indígenas que son dueños de los terrenos, a quienes se les afecta en sus derechos fundamentales.
“Los gobiernos federal y estatal sólo atienden los acuerdos que tienen con los grupos de poder y las grandes empresas, a quienes se les da todas las facilidades para que lleven a cabo sus proyectos, sin importar las consecuencias que tengan”.
Refirió que a los indígenas no se les da ninguna garantía, sólo se les engaña con empleo temporal mientras se lleva a cabo la construcción del parque eólico, pero cuando se concluya, les van a quitar las tierras y ya no van a ser contratados para que trabajen en estas empresas.
Destacó que están en contra del proyecto eólico en ese pueblo, en el paraje denominado Barra Santa Teresa, el cual se instalará en 27 kilómetros mar adentro de una franja donde se pretende colocar 102 aerogeneradores de 90 metros de alto por 40 metros de astas.