menu

video destacado

Extorsionan a habitantes de la mixteca

alt












Huajuapan de León, Oaxaca, 25 de enero. A pesar de que no se tienen las denuncias formales ante las instancias correspondientes, habitantes de esta ciudad así como de localidades aledañas, han dado a conocer que fueron víctimas de extorsiones telefónicas, de parte de personas que inician con el pretexto de ser un familiar que se encuentra en problemas, y llega al grado de que son intimidados por los extorsionadores.
El modus operandi
Así lo informó Víctor Alonso Altamirano, Subprocurador Regional de la Mixteca, quien destacó que el modus operandi de estas personas es en primer lugar, llamar a los mixtecos con la historia de ser un familiar al que, poco a poco, le hacen mencionar el nombre de un familiar suyo.
“El mes de diciembre y parte de enero son propicios para que la gente que se dedica a delinquir pretenda obtener lucros indebidos, uno de los casos es a través de las extorsiones telefónicas, por lo que hemos notado un repunte significativo”, aseveró.
Ello debido a que los habitantes de esta ciudad, recibieron tanto los aguinaldos como las remesas que envían los paisanos que radican en los Estados Unidos, por lo que se entiende que se perciben más recursos, y es por ello que es fácil que un extorsionador se haga pasar por un familiar suyo que presuntamente tiene un problema y necesita recursos económicos; De manera indistinta han llamado a oficinas de empresas, a domicilios particulares, a autoridades municipales.
Registrar los celulares
Informó que una investigación para dar con el paradero de un extorsionador es complicada toda vez que gran parte de los teléfonos celulares no tiene registro alguno y es muy difícil saber realmente quién está utilizando un teléfono.
Agregó que el intento que se realizó por tener el registro nacional de los usuarios de teléfonos celulares no dio los resultados que se esperaban, “un gran porcentaje de teléfonos siguen sin registrarse, lo que es muy importante hacer para los trabajos de investigación”, lamentó.
Lo que sí es importante denunciarlo y proporcionar el número del cual están recibiendo las llamadas, porque eso permite por lo menos acudir a las empresas a solicitar la co-referenciación, es decir, las coordenadas del lugar de donde se están emitiendo esas llamadas.
Llamadas desde reclusorios
Con respecto a ésta último punto, indicó que gran parte de las que se han denunciado, se detectaron cerca de un reclusorio, o incluso dentro de él, “muchas de las antenas que enlazan a los teléfonos de los cuales se realizan las extorsiones están cerca de los reclusorios, hay ocasiones en las que el extorsionador está hablando y hasta se llega a escuchar el sonido de los altavoces del reclusorio donde están internos y el sonido ambiental”.
No caer en el juego
La mejor herramienta es que el ciudadano se informe de la forma en la que los extorsionadores pretenden lucrar de manera indebida para evitar caer en una extorsión, evitar darle dinero a estas personas, pues son recursos que a fin de cuentas vuelven a invertir para seguir extorsionando.
Asimismo, destacó que una constante que se tiene es que el número de denuncias por extorsiones telefónicas es mínimo en relación con las que se dan, sin embargo, ha aumentado el número de llamadas de auxilio ante la Subprocuraduría Regional de la Mixteca, ante las que acuden a los domicilios u oficinas donde se recibieron extorsiones, no obstante la mayoría no acude a denunciar.
Dicen que han estado siguiendo los movimientos de las víctimas y de su familia, les dicen que están al exterior de su domicilio o de la empresa donde les ordenaron realizar el depósito del dinero, “la intimidación de lastimarlos, lesionarlos, incluso de privarlos de la vida, a ellos o a algún integrante de la familia es como operan”.
Un caso común
Roxana N. N., informó que hace dos días recibió una llamada a su celular donde la amenazaban  con que tenían a su hijo secuestrado, entrando en pánico, dijo el nombre de uno de ellos, el único que no se encontraba e casa por cuestiones laborales, quien presuntamente se encontraba del otro lado de la línea telefónica y gritaba que les diera lo que pidieran para que no le hicieran daño.
En el acto, recibió la indicación de no colgar el auricular, y que consiguiera de inmediato 10 mil pesos, entre nervios y angustia, anotó el  número que le indicaron, y la empresa a la que debía hacer el depósito, pero que por ningún momento colgara.
Como pudo, consiguió el recurso, acudió a la tienda que le indicaron los extorsionadores, mientras estaba parada en la entrada de la misma, sin haber cortado la llamada, tal y como se lo indicaron, dudó en entrar, pero sus victimarios, sin que ella les dijera nada de sus dudas, le indicaron que entrara a la tienda, cual si la estuvieran observando.
Roxana ingresó, hizo el depósito en la tienda, después de que indicó  que lo había hecho, los extorsionadores le colgaron, ella de inmediato llamó a su hijo, quien se encontraba en su trabajo, como todos los días, sin saber nada de los momentos que su madre acababa de pasar.