menu

video destacado

La cesárea es puro negocio en México


La Organización "El Poder del Consumidor" asegura que en México el abuso de cesáreas y la disminución de lactancia materna se debe a los intereses económicos de los prestadores de servicios de salud.

El director de la institución, Alejandro Calvillo dijo que "esta imposición ha ido acompañada de una profunda desinformación que existe entre la población sobre los riesgos para la salud de estas prácticas" se traducen como los primeros factores que aumentan considerablemente el riesgo de obesidad en los niños y niñas al nacer y durante sus primeros años.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012 (ENSANUT 2012), México ocupa el primer lugar en cesáreas en todo el mundo y uno de los niveles más bajos de lactancia materna, ambas situaciones incrementan el riesgo de obesidad.

Calvillo urgió la necesidad de una política integral de combate a la obesidad que retome y convierta en ley los 10 objetivos del Acuerdo Nacional por la Salud Alimentaria (ANSA).

LACTANCIA


Xaviera Cabada, M. en C. de Nutrición, coordinadora del área de salud alimentaria de "El Poder del Consumidor", señaló que el drástico descenso en la práctica de lactancia materna durante el último sexenio, se puede atribuir a la ausencia de regulaciones en la materia que existen en el país.

Cabada explicó que un bebé que es alimentado con fórmula consume alrededor de tres a seis cucharadas cafeteras de azúcar diarias, de manera continua hasta al menos un año de edad. la lactancia natural exclusiva durante los primeros seis meses de vida reduce el riesgo de obesidad, estimula el funcionamiento del sistema inmunológico, protege a los bebés contra la diarrea y las infecciones respiratorias agudas y mejora su respuesta a las vacunas.

CESÁREAS


Por su parte, Katia García, nutrióloga, investigadora en salud alimentaria de ?El Poder del Consumidor?, dijo que a pesar de que la cesárea era indicada sólo como una alternativa de último recurso, actualmente, el nacimiento por cesárea en México se da prácticamente en uno de cada dos casos y llega en el sector privado a cerca del 70% (69.8%) de los nacimientos. Esto ha convertido a México, en el país con más cesáreas en el mundo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) subraya que no existe justificación para un porcentaje de nacimientos por cesárea superior a un 10-15%.

García señaló que se tiene evidencia de que los infantes nacidos mediante cesárea pueden tener mayor riesgo de presentar obesidad. Primero porque el bebé que es llevado al cunero, recibe fórmula como primer alimento y tanto madre como hijo pierden ese primer momento para hacer una conexión, tanto psicológica como emocional. Adicionalmente, el bebé pierde ese primer instinto de succión al ser separado de su madre.

En su reporte "Más cesáreas y menos lactancia: causas de obesidad" la organización demanda políticas públicas para México que contemplen:

Intervenciones educativas durante la gestación; elección informada basada en la comprensión integral de todas las opciones y de sus posibles riesgos y beneficios; requisito de una segunda opinión antes de realizar una cesárea; definición precisa de las razones para llevar a cabo una cesárea; monitoreo de los porcentajes individuales de cesáreas entre los obstetras de los hospitales e introducción de un sistema de auditoría sobre las tasas de cesáreas)