menu

video destacado

URO y Murat tras "los cambios" del PRI Oaxaca


Los ex gobernadores Ulises Ruiz Ortiz y José Murat Casab se repartieron la nueva estructura del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) con miras a las elecciones de 2013 donde habrán de renovarse 152 presidencias municipales, 25 diputaciones de mayoría relativa y 17 de representación proporcional. En vísperas de esta “nueva” reestructuración, el ex diputado federal, Heliodoro Díaz Escárraga, lanzó varias interrogantes en su cuenta de twitter:
“@Heliodoro-hcde: “Cambios en el PRI Oax? Sin Delegado Presidente? Fuera de los Estatutos? Sin el aval del CEN? Raro no? Muy raro!”
Una vez que se realizaron hoy estos cambios, los cuales se realizaron entre gritos, reclamos y descalificaciones, el ex colaborador de Ulises Ruiz y de José Murat comentó a través de las redes sociales:
 “@Heliodoro-hcde Que pena lo que pasa en el Pri Oax si no se puede consensar un Cte Directivo ya me imagino cómo podrían estar las candidaturas. A trabajar!”
Durante la toma de posesión, el secretario general del Comité Directivo Estatal del PRI, Alejandro Avilés Álvarez, quien ha sido acusado por sus propios correligionarios de vender las candidaturas en el 2010 y que llevaron a su partido a la derrota, fue encarado por la ex vocera Rebeca Cervantes, misma que reclamó que no haya sido informada de su salida del cargo.
El incondicional de Ulises Ruiz también fue cuestionado en las redes sociales por el nombramiento de Gilberto Ramírez Puga como coordinador de Prensa no solo por ser hermano del actual director general de Liconsa, Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva, sobre quien pesa una acusación por desfalco de 58 millones de pesos, sino porque aparece levantándole la mano al perredista José Julio Antonio Aquino.
A decir de los propios priistas, los 29 nuevos nombramientos en la dirigencia estatal son para impedir que el PRI toque fondo en las elecciones del próximo siete de julio.  
Hicieron hincapié que las estructuras del PRI de Oaxaca estaban secuestradas por el grupo de Ulises Ruiz, quien impuso al delegado Salvador Sánchez y al secretario general, Alejandro Avilés, para asegurar o vender las candidaturas donde “ya tenían establecidos todos los candidatos y las 30 presidencias fundamentales”, reveló un fuente que prefirió el anonimato.
Sin embargo, a raíz de las manifestaciones y protestas de diferentes grupos de priistas que adelantaban la balcanización y resquebrajamiento del PRI que anunciaba la inminente derrota que se avecinaba, el Comité Ejecutivo Nacional decidió abrir el partido a las bases y a la militancia y diferentes expresiones, aunque la mayoría las acapararon los ex gobernadores.
Si acaso incluyeron expresiones la Unidad democrática y algunos personajes identificados con el ex gobernador Heladio Ramírez López, el Foro de profesionistas y asociaciones civiles.
Ante la ausencia de un dirigente estatal del PRI, el ulisista Alejandro Avilés, actual secretario general, tomó la protesta a la nueva directiva.
Entre la gente identificada con Ulises Ruiz se encuentran el propio Secretario general, el Secretario Técnico del CDE, Jorge Bustamante García, quien traicionó a su jefe Diódoro Carrasco; y los secretarios adjuntos a la secretaría general, Jorge Guerrero Sánchez y María Elizabeth Acosta López, así como Elías Cortes como secretario técnico del consejo político.
Así como la secretaria de organización María Luisa Fernández Matus; la secretaria de gestión social, Beatriz Rodríguez Casasnovas y el coordinador de prensa Gilberto Ramírez Puga Leyva.
Por lo que se refiere al grupo de José Murat sobresalen el secretario adjunto a la presidencia, Enrique Toro Ferrer; los secretarios adjuntos a la secretaria general, Jorge González Ilescas y Armando Bohórquez Reyes, Leodegario Melchor Ordaz; el secretario del deporte, Carlos Castilla Soria y la Secretaria de finanzas María del Socorro Vásquez Mendoza.
Por parte del ex gobernador Heladio Ramírez López, se encuentran Noel García Aguilar como secretario adjunto a la secretaria general; Jacobo Sánchez López como Secretario de Asunto Indígenas y Cándido Coheto Martínez, como coordinación de capacitación.
Mientras que Manuel García Díaz es de la Unidad Corriente Democrática, María del Carmen Hernández es independiente; Olivia Ibáñez Cáceres del grupo de mujeres al igual que Lourdes Cueto Villanueva, mientras que Renato Luis Esperanza es  del movimiento obrero; Blanca Pineda del sector agrario; el secretario de acción electoral, Marcelo Díaz de León, es institucional y el secretario de divulgación, Maximino Vargas Betanzos, proviene de la corriente crítica.