menu

video destacado

Los 100 más ricos del mundo pueden acabar 4 veces con la pobreza mundial: Oxfam


EL ECONOMISTA
En la actualidad los paraísos fiscales concentran una tercera parte de la riqueza global, según un
informe elaborado por la organización Intermón Oxfam, que se difundirá completo en el marco del Foro
Económico Mundial a celebrarse en Davos, Suiza, en donde precisa que los ingresos de las 100
personas más ricas del mundo son suficientes para acabar cuatro veces con la pobreza extrema.
En el resumen del informe “El costo de la inequidad: cómo la riqueza y los ingresos extremos nos
dañan a todos”, Oxfam indicó que acabar con los paraísos fiscales, que albergan cerca de 32 billones
de dólares (o una tercera parte de la riqueza global) podría generar 189,000 millones de dólares
adicionales en recaudación de impuestos.
“Necesitamos un new deal (nuevo trato) global para revertir décadas de incremento de la desigualdad.
Como primer paso los líderes mundiales deberían comprometerse formalmente a reducir la
desigualdad a los niveles existentes en 1990”, refirió el director general de Intermón Oxfam, José María
Vera.
El new deal debería incluir elementos como: revertir la tendencia hacia sistemas fiscales regresivos,
aplicar una tasa mínima global a las empresas, medidas que incrementen los salarios en relación con
los rendimientos crecientes del capital.
Oxfam aclaró que la explosión de la riqueza y los ingresos extremos aceleran la desigualdad y dificultan
la capacidad mundial para combatir la pobreza que existe en el mundo.
Según el estudio, los 240,000 millones de dólares de ingresos netos de las 100 personas más ricas del
planeta serían suficientes para acabar cuatro veces con la pobreza extrema.
“De las personas más ricas del planeta, 1% ha incrementado sus ingresos; 60%, en los últimos

La organización criticó que los ingresos extremos, además de no ser éticos, son económicamente
ineficientes, políticamente corrosivos, dividen a la sociedad y son destructivos para el medio ambiente,
pues se estima que cada persona de 1% de los más ricos utiliza 10,000 veces más carbono que un
ciudadano promedio.
El documento sostiene que en un mundo donde los recursos son cada vez más escasos, no es
permisible concentrar activos en las manos de los más ricos y dejar a la mayoría de la gente pelear por
lo que queda.

Índice de confianza
I
NCIPIENTE OPTIMISMO DE INDUSTRIALES GLOBALES
El índice de confianza económica del Foro Económico Mundial (WEF, por su sigla en inglés) subió a
0.43 puntos desde 0.38 puntos, acercándose a un territorio de optimismo, aseguró el organismo.
Previo al arranque del Foro de Davos, el WEF encuentra “algunos signos positivos de recuperación en
la eurozona y la sensación de que se han disipado los mayores riesgos sobre el abismo fiscal de
Estados Unidos”. En el desagregado del índice trimestral, se observa que la mayor certidumbre fue
recogida entre los expertos, industriales, consultores y académicos en América del Norte.
De acuerdo con la directora de la Red de Consejeros de la Agenda Global del WEF, Martina Gmur:
“Este primer índice del año otorga razones para ser optimistas. No obstante, se mantiene en un terreno
aún negativo, que indica que se necesita un liderazgo más dinámico para impulsar la economía”.
Según el índice, también se redujo el temor a una perturbación económica grave.

Destaca el WEF
DESEMPLEO Y PENSIONES SIN FONDEO, LOS MAYORES RIESGOS GLOBALES: WEF
Los desequilibrios del mercado laboral y una mala administración del sistema de pensiones son los dos
eventos que podrían tener un mayor impacto global, sobre todo si se presentan al mismo tiempo en
alguna economía avanzada, advirtió el Foro Económico Mundial (WEF, por su sigla en inglés).
Entre los cinco sectores en los que se agruparon los 50 riesgos mundiales que podrían presentarse en
la década que corre, los líderes del WEF realizaron una selección de “los cinco de mayor impacto”.
Ahí, ubicó tres de tipo económico, uno geopolítico y dos demográficos. Entre los económicos, se
encuentran el desequilibrio del mercado laboral, el impacto de una sobrerregulación en el sistema
financiero y el aterrizaje forzoso de una economía emergente.
Con el fin de estas tres eventualidades, la recomendación es fortalecer las arcas públicas para
generar ahorros suficientes para que el gobierno pueda intervenir.
El riesgo geopolítico de mayor impacto global, según el radar del WEF, es la nacionalización de empresas.