menu

video destacado

Convocan a emplacar en otros estados, en oaxaca es muy caro.


Lucila Fernández y Griselda Pérez denunciaron la pereza fiscal del gobierno que sigue empeñado en cobrar el impopular impuesto de la tenencia y ahora también el reemplacamiento vehicular
Águeda Robles
“No podemos comprender la necedad del gobierno estatal de mantener el impuesto del cobro de la tenencia vehicular, porque es totalmente obsoleto, ahora, además, debemos agregarle el reemplacamiento”, manifestaron Lucila Fernández Ruiz, de la Unión de Gestores e intermediarios del estado de Oaxaca, y Griselda Pérez Martínez, coordinadora Jurídica de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP).
Hay muchas maneras de recaudar recursos económicos, sin sangrar la economía popular. Aunque la búsqueda de nuevas alternativas exige imaginación y compromisos con el pueblo de Oaxaca, no sólo con los intereses económicos de los poderosos. Nuestra conclusión es que “en Oaxaca existe pereza fiscal por parte de la Secretaría de Finanzas, lo que ha impedido mejorar los sistemas de recaudación estatales”, destacaron.
Expresaron que Oaxaca siempre ha estado contra la tenencia vehicular, por eso, un año después que el gobierno lo volvió estatal, casi la mitad de los vehículos que circulan en el estado tienen placas de otras entidades y los que circulan con las del estado lo hacen con placas viejas, que no se han actualizado.
El gobierno, ante esa situación, bajó sus expectativas de ingresos por tenencia vehicular, de casi 400 millones de pesos en 2012 a 145 millones en 2013, ése es el tamaño del desastre, pero ni con ello aprende el secretario de Finanzas, Gerardo Cajiga Estrada, indicaron.
Lo que la administración estatal pretende, es hacernos creer que el reemplacamiento es gratuito, pero eso es otra mentira, porque se exige que se haya pagado la tenencia vehicular, “es una verdadera vergüenza que los diputados hayan aceptado y promuevan este engaño, porque pretenden hacer creer que el pago de la tenencia es aceptado por los oaxaqueños, cuando no es así”, subrayaron.
El reemplacamiento se paga, pero se enmascaró en los conceptos de “uso, goce o aprovechamiento de placas” y “por baja de juego de placas” que, en un vehículo modelo 2011, de cuatro cilindros, cuesta 583 pesos, más los cuatro mil 663 pesos que se paga por la tenencia vehicular, informaron.
Estos impuestos hacen más difícil la situación económica de los oaxaqueños, hoy, nos encontramos en la disyuntiva de “pagar impuestos injustos o darle de comer a nuestros hijos”, insistieron.
Pagar la tenencia y reemplacamiento en la entidad, en un año, cuesta dos mil 656 pesos, mientras que en Puebla sólo se pagan 345 pesos por el mismo concepto, denunciaron.
En tanto, dar de alta un vehículo o pagar dos tenencias, cuesta en Oaxaca cuatro mil 474 pesos, mientras que en la entidad vecina sólo se pagan mil 285 pesos. Ante esta situación convocaron a la población a no pagar la injusta tenencia vehicular ni el reemplacamiento y emplacar los vehículos en otros estados.
Las inconformes recordaron que, en 2009, Benjamín Robles Montoya, hoy senador de la república, inició un movimiento de resistencia civil contra el reemplacamiento, por ello, consideraron que “hoy, como representante popular, debe apoyar la iniciativa para que la ciudadanía no pague la tenencia vehicular ni el reemplacamiento”, destacaron Lucila Fernández y Griselda Pérez.
Para efectuar el trámite en otros estados, pusieron a disposición las oficinas de Tercera Privada de la Cañada 309-1, en el fraccionamiento San José la Noria, o llamar al  celular 951 100 0091 y la Coordinación Jurídica de la CNOP, en Guerrero 406, Centro Histórico, con teléfono 516 6607, en la ciudad de Oaxaca.