menu

video destacado

En Oaxaca, $480 millones para más de 26 mil ahorradores defraudados


Un exhorto a los defraudados por Caja Popular del Sureste para no caer en el engaño de falsos líderes, representantes o abogados sagaces que ofrecen mayores ganancias y rapidez para recuperar su ahorro, hizo Mario E. Herrera Carrasco a nombre de la Fundación para la Inclusión y el Desarrollo.
Estimó que serán más de 480 millones de pesos los que se necesitan para cubrir el daño a más de 26 mil defraudados por la administración de Caja Popular del Sureste.
Indicó que luego de la conformación de Comités por sucursal de Caja Popular del Sureste, se procederá entonces a la Asamblea Estatal en la que habrá de disolverse por completo la empresa y proceder a la firma de convenio por parte del Gobierno del Estado, para así avanzar en el proceso del Fideicomiso de Pago.
Herrera Carrasco anotó que la Secretaria de Desarrollo Social y Humano de Oaxaca (SEDESOH) y Fundación para la Inclusión y el Desarrollo A.C., (FIDE) continúan su extensa labor de atención a defraudados por Cajas de Ahorro en las diversas comunidades de Oaxaca.
Al día de hoy se han conformado y ratificado legalmente los Comités en comunidades como Ocotlán de Morelos, San Antonio Castillo Velasco, Ejutla de Crespo, Juchatengo, Sola de Vega, Miahuatlán, Huautla de Jiménez, Teotitlán del Camino, Ixtlán, entre otras más, más de 1 mil 200 afectados han recibido información oportuna y directa del Gobierno de Gabino Cué de cómo habrá de operar el Fideicomiso Pago para que en 2013.
El compromiso del Gobierno del Estado es darle salida al problema y enderezar el actual esquema del cooperativismo, a pesar de que es un asunto de la Federación; para ello se ha designado al Subsecretario de Concertación Social de la Secretaría de Desarrollo Social y Humano, Othón Cuevas Córdova para atender la totalidad de localidades donde se haya instalado una sucursal de Caja Popular del Sureste, así como a cada uno de los defraudados en el estado.
Subrayó que parecía tarea fácil "pero la complejidad de las actuales reglas de operación del FIPAGO han hecho que Gobierno y defraudados encaminen un proceso lento pero dentro del marco legal establecido para lograr la devolución del dinero; en todo esto, la paciencia y la conjunción de esfuerzos es vital".