menu

video destacado

MUNICIPIOS QUEBRADOS POR ABUSO DE EXEDILES


Ciudad de México, 9 de ene .– La situación financiera en cerca de mil municipios de todo el país es preocupante. En algunos ayuntamientos no se tiene ni para pagar a los empleados, en otros se investiga a los ex ediles por peculado y en algunos más los ex alcaldes dejaron las arcas prácticamente vacías aunque, antes de finalizar sus mandatos, se repartieron jugosos finiquitos. Calificadoras de riesgo, como es el caso de Fitch Ratings, han alertado que, como consecuencia de este crecimiento en las deudas locales, las administraciones con mayor monto de pasivos han emprendido planes de ajuste fiscal que se traducirán, para los ciudadanos, en mayores impuestos, una fiscalización más profunda y recorte en los presupuestos para programas públicos. Pero además, destaca, representan un foco de alerta pues, de ahondarse esa crisis, podrían contaminar las finanzas públicas estatales –algunas ya de por sí debilitadas– y, más aún, las del gobierno federal. De acuerdo con cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dadas a conocer apenas ayer, 9 de enero, 981 de los 2 mil 456 municipios tienen severos y elevados endeudamientos al término del segundo trimestre de 2012. Además, en tan sólo en 10 alcaldías se concentra 33.5% de la deuda total a nivel de los ayuntamientos, misma que ascendió a 43 mil 646 millones de pesos. Ante esta situación, el 7 de enero pasado, Luis Videgaray, titular de la SHCP, aseguró que no se rescatará a los municipios que se han declarado en quiebra. “De ninguna manera podemos hacer un rescate, pero como lo dijo el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, el 1 de diciembre, tienen que ponerse orden en el tema de la deuda de los estados y los municipios y de ahí que se esté trabajando con los partidos políticos en el contexto del Pacto por México, una iniciativa de ley para poner orden en el tema de la deuda de los estados y municipios”, dijo. En entrevista para Primero Noticias, el funcionario federal detalló que hay casos como el de Jalisco, que entró en un incumplimiento de pagos en diciembre y su calificación fue degradada al nivel más bajo. Según la dependencia hacendaria, los municipios de Jalisco cuentan con el mayor nivel de deuda a nivel nacional con un monto de 7 mil 808 millones de pesos. Pero, además, 22 administraciones municipales en esa entidad –que terminaron funciones el pasado 30 de septiembre– se despidieron con el aumento de pasivos con instituciones bancarias, publicó el diario El Informador. “La mayoría de los municipios, sino es que los 125, están endeudados; algunos están quebrados”, dijo Omar Hernández, presidente de la Comisión de Gobernación del Congreso de Jalisco el 15 de septiembre de 2012. También en este estado, se encuentra el municipio por mayor endeudamiento en México: Guadalajara, con más de 2 mil millones de pesos.
GUADALAJARA
La Secretaría de Hacienda y Crédito Público informó que la capital del estado de Jalisco encabeza a los municipios con mayor carga de pasivos, con 2 mil 681 millones de pesos, 5.9% del saldo neto nacional. El gobierno de esta alcaldía está encabezado por el priista Ramiro Hernández García, quien asumió el cargo el 30 de septiembre de 2012. Su antecesor es Francisco Ayón, quien fue asignado Presidente Municipal interino luego de que el también priista Jorge Aristóteles Sandoval pidiera licencia a su cargo como edil para contender en las elecciones estatales pasadas, siendo electo Gobernador de Jalisco para el periodo 2013-2018. El desequilibrio financiero en la ciudad fue saliendo a la luz a mediados del año pasado, cuando la casa calificadora Standard & Poor’s publicó un informe desfavorable sobre las finanzas municipales, en el que señala “el desfase existente entre los ingresos y gastos municipales son evidencia de la ausencia de una prudente planeación de mediano y largo plazo”. Tras darse a conocer esto, la Tesorería del Ayuntamiento reconoció que las finanzas habían sufrido conflictos en 2011 debido a “una programación del gasto público que no se pudo sostener en los ingresos efectivos que llegaron a la hacienda municipal”, publicó El Informador. Pese a esta situación, la Comisión de Hacienda Pública aseguró en noviembre que Guadalajara no necesitaba la inclusión en ningún plan de rescate por parte del Gobierno del Estado. Sin embargo, la condición no ha mejorado en los últimos meses y apenas el 9 de enero Milenio reveló, citando datos de la página web municipal, que la alcaldía “debe pagar de inmediato 870 millones de pesos, de los cuales 419 millones de pesos son para liquidar a proveedores, casi 57.5 millones por pagar a corto plazo a contratistas por obra pública y más de 40 millones en transferencias por pagar a corto plazo”. El rotativo destaca que dicho estado de cuenta se presenta hasta el pasado 30 de septiembre, por lo que el adeudo fue heredado por “la Administración del ex alcalde Aristóteles Sandoval y de Francisco Ayón”. De hecho durante la campaña electoral el panista Fernando Guzmán Pérez Peláez acusó a su contrincante de haber dejado “una deuda oculta” por 200 millones de pesos, que se sumaban a las cifras oficiales. Según Hacienda, Guadalajara no es el único municipio con pasivos preocupantes.


TIJUANA 
El priista Carlos Bustamante Anchondo es el edil de Tijuana. Tomó posesión de su cargo el 1 de diciembre de 2010. De acuerdo con medios locales, el municipio registra una deuda por 2 mil 537.3 millones de pesos, al cierre de septiembre de 2012. El 8 de enero Bustamante Anchondo aseguró que las finanzas en Tijuana son sanas, por lo que no necesita un crédito este año, pero aclaró que los recortes en su admiministración continúan. “La clave es bajar el costo y tratar que la recaudación sea más”, dijo.



MONTERREY 
La principal urbe del estado de Nuevo León ha padecido en medio de conflictos en su alcaldía, luego de que en marzo pasado el entonces edil Fernando Larrazabal Bretón, miembro del Partido Acción Nacional (PAN), solicitara una licencia de 90 días para separarse de su cargo y buscar una diputación. En su lugar quedó Jaime Bazaldúa Robledo. Sin embargo, un juez ordenó el regreso del panista a su puesto, hecho que sí ocurrió pero Larrazabal sólo volvió para presentar su renuncia definitiva pues dijo que debía cumplir con sus funciones como diputado tras ganar la elección local. Luego de estos conflictos en el Ejecutivo municipal, el PAN obtuvo de nuevo la alcaldía en la urbe y actualmente Margarita Arellanes Cervantes ocupa el cargo de alcaldesa y debe hacer frente a una deuda por 2 mil 128.7 millones de pesos, de acuerdo con datos dados a conocer en distintos medios como Milenio. Apenas el 15 de noviembre pasado, con el voto en contra de los regidores del PRI, el Cabildo de Monterrey aprobó el presupuesto de ingresos 2013, en el que se contempla una solicitud de una nueva deuda durante 2013 por 315 millones de pesos, equivalente al 10% sobre la base de ingresos.


ZAPOPAN 
Reporta pasivos por mil 457.9 millones de pesos. Este municipio jalisciense estuvo gobernado por el priista Héctor Vielma Ordoñez de 2009 a 2012 y actualmente está bajo el mandato de Héctor Robles Peiro, también militante del PRI, quien rindió protesta como edil el 30 de septiembre del año pasado.  Justo en su primer día como alcalde, Robles Peiro señaló que la deuda se puede manejar gracias a la recaudación del municipio y los recursos federales De acuerdo con una nota publicada por El Informador el 26 de diciembre, en junio pasado el municipio tenía deudas por mil 447 millones y, aunque no contrató más créditos, en septiembre el saldo negativo aumentó a mil 457.9 millones de pesos. 
BENITO JUÁREZ (CANCÚN) 
Reforma detalló el 8 de enero que la deuda de Cancún “asciende a casi mil 400 millones de pesos, y en el ejercicio fiscal en curso se pagarán 120 millones de pesos en intereses y 20 millones en abono a capital”. Apenas en octubre de 2012, el Gobierno Municipal de Cancún, que encabeza el perredista Julián Ricalde, obtuvo una nueva línea de crédito por 75 millones de pesos. Por su parte, Sipse indica que la mayor parte de la deuda fue heredada por las administraciones pasadas encabezadas por el interino Jaime Hernández Zaragoza y Gregorio Sánchez Martínez, quien fue detenido en 2010 por presuntos vínculos con las organizaciones delictivas de los Beltrán Leyva y Los Zetas. Los pasivos en Cancún son un problema de años, pues en 2011 Excélsior informó que el entonces tesorero municipal, Leonel Sauri Galué, anunció que se embargaría a los dos ex alcaldes, “al ex tesorero Carlos Trigos Perdomo y seis funcionarios más, al hallarse desvíos por 147 millones de pesos de un crédito entregado por Banobras para reestructurar la deuda local”. Por su parte, Julián Ricalde dijo desde sus primeros días como Presidente Municipal que se revisarían las arcas, acción que se realizó y el 2 de junio dijo que Jaime Hernández Zaragoza había cometido irregularidades al excederse de sus facultades al ceder 30 millones de pesos a la Oficina de Visitantes y Convenciones (OVC) por el concepto de Impuesto al Hospedaje, informaron medios locales.


NUEVO LAREDO
 También es gobernado por el PRI, de la mano de Benjamín Galván Gómez, quien en 2011 inició sus funciones. El municipio tamaulipeco tienen una deuda por mil 98.2 millones de pesos. En su II informe de Gobierno Galván Gómez calificó el pago del adeudo como uno de sus mayores retos y el 13 de diciembre afirmó que ya se habían pagado 687 millones de los pasivos. 
LEÓN 
La alcaldía tiene  un adeudo por mil un millones de pesos y es gobernada por Bárbara Botello, quien ganó las elecciones con la coalición PRI-PVEM y recibió el poder del panista Ricardo Sheffield Padilla. El Economista informó en agosto pasado que Sheffield Padilla “recibió el mandato de la alcaldía con pasivos por 341 millones de pesos” y le heredó a la priista un adeudo por 995 millones, es decir, “durante el periodo éstos aumentaron 192%, aproximadamente”. Justo antes de que el ayuntamiento finalizará sus labores del periodo 2009- 2012, se aprobó destinar 28 millones de pesos para liquidar a 135 funcionarios entre los que se encuentran directores generales, directores de área, secretarios y el ex Edil, según AM. De acuerdo con el rotativo, el ex alcalde recibió como finiquito 293 mil pesos, mientras que la funcionaria que obtuvo el mayor monto fue la ex tesorera Alejandra Gutiérrez Campos, ya que laboraba en la Presidencia Municipal de León desde 1999, por su antigüedad se le entregaron 910 mil pesos. “La Dirección de Desarrollo Institucional informa que finiquitó la relación laboral de los ex titulares de las dependencias de la Administración 2009-2012. En suma se destinaron 6 millones 863 mil 156.97 pesos en pago de liquidaciones de 19 ex funcionarios de primer nivel”, informó la Presidencia Municipal a través de un comunicado.


MEXICALI 
El priista Francisco José Pérez Tejada Padilla está al frente de la Presidencia Municipal desde el 30 de noviembre de 2010. Pese a ser parte de los 10 municipios más endeudados a nivel nacional con 948.4 millones de pesos, Tejada Padilla afirmó el 9 de enero que Mexicali no está en bancarrota, no está en el supuesto de gravedad de otros Municipios del país y que el trámite para el apoyo federal sigue por buen camino. El semanario Zeta publicó el 17 de septiembre que el total de los pasivos corresponden a dos transacciones: “una por 781 millones de pesos con Banobras, y otro, un préstamo a corto plazo por 147 millones de pesos entre interacciones y Bancomer”. La publicación indicó que al parecer esto “no era suficiente” para el Alcalde, pues “envió un documento al Congreso del Estado para que le autoricen solicitar un crédito por 550 millones de pesos, con lo cual la carga de la administración ascendería a los mil 478 millones de pesos. El doble de la deuda que heredó en tan sólo año y medio de encabezar el Ayuntamiento”. 
SAN NICOLÁS DE LOS GARZA 
Este municipio de Nuevo León fue gobernado por el panista Carlos de la Fuente de 2009 a 2012, año en que entregó el cargo a Pedro Salgado Almaguer, también de Acción Nacional. De acuerdo con Armando Torres en una nota publicada en El Economista el pasado 24 de julio, el monto total de los pasivos municipales al primer trimestre del 2012 fue por 905 millones de pesos, pese a ello, el cabildo aprobó al Ayuntamiento contratar una nueva deuda por 53 millones de pesos, misma que “sería utilizada para reestructurar pasivos de largo plazo”, afirmó Carlos de la Fuente. TLAQUEPAQUE  El priista Miguel Castro Reynoso estuvo al frente de este Municipio de Jalisco hasta febrero de 2012, cuando pidió licencia para buscar una diputación y fue nombrado Marco Antonio González Fierros como interino. El 30 de septiembre Alfredo Barba Mariscal rindió protesta como Edil. Dos días antes de que Barba Mariscal asumiera el cargo, Castro Reynoso afirmó que el Ayuntamiento dejaría una deuda de alrededor de 800 millones de pesos, pero “aunque esa cifra sea importante, lo mismo se hizo en el gobierno del estado y en el Congreso” y, dijo, aunque es manejable, equivale a más de 40% del presupuesto anual de la administración municipal.
 ACAPULCO 
Al cierre del tercer trimestre de 2012, tres municipios en Guerrero debían 488 millones de pesos, pero el mayor pasivo lo presentaba Acapulco. Aunque no aparece en la lista de la SHCP, este municipio posee una deuda de consideración por 421.6 millones de pesos. El 28 de diciembre pasado, el alcalde de Acapulco, Luis Walton Aburto, dio a conocer que el Ayuntamiento está ya en el buró de crédito. Confesó que el problema se derivó con un banco, y ahora el gobierno de uno de los puertos y polos de diversión más importantes de México no podrá ser sujeto de préstamos bancarios. Esto, dijo, complica aún más su situación financiera. Walton dijo que Bancomer lo colocó con mal historial crediticio luego de no pagar a tiempo las deudas. El actual presidente municipal recibió la Alcaldía de manos de Verónica Escobar Romo, quien sustituyó a Manuel Añorve Baños, político que sólo permaneció en el cargo poco más de un año y en marzo de 2012 se despidió de los acapulqueños para buscar una diputación federal. Cinco meses después de su despedida, comenzaron a salir a la luz una serie de irregularidades relacionadas con la crisis económica. Entre ellas se encuentra un adeudo con la empresa jalisciense Caabsa Eagle, encargada de la recolección de basura en Acapulco desde mayo 2011, y a la cual hasta septiembre pasado se le debían 20 millones de pesos. Fernando Hernández Urías realizó un recuento de este caso en el Paseo Virreyes publicado en SinEmbargo.mx, el 9 de septiembre de 2012, en el que indica: 
"Hay además otras obras anunciadas, pero nunca realizadas como la sustitución de 44 mil luminarias en colonias populares del puerto, en la cual se invirtieron 44 millones de pesos, pero tan sólo fueron colocadas 10 mil luminarias. Otro caso muy sonado y cuestionado fue el proyecto del Paso Elevado Bicentenario, una obra innecesaria, realizada a pesar de la molestia de expertos y de la sociedad, sin estudios de impacto ambiental y que costó más de 200 millones de pesos. Durante su gestión, Manuel Añorve Baños invirtió grandes cantidades en la realización de eventos masivos para bodas y quinceañeras."
Además, la situación es tan complicada que también en septiembre más de 5 mil trabajadores de la Presidencia Municipal se quedaron sin sueldo debido a la deuda.


CUERNAVACA 
 Tampoco aparece en el top ten de los Ayuntamientos más endeudados. Sin embargo debe 747 millones de pesos; es decir, la mitad del total de los pasivos de todos los municipios de Morelos. El priista Manuel Martínez Garrigós fungió como edil de Cuernavaca de 2009 a 2012, año en que Jorge Morales Barud llegó a la Alcaldía de la mano del PRI, PVEM y Nueva Alianza. Debido a la situación municipal, el Gobernador de Morelos, Graco Ramírez Garrido, anunció en noviembre el rescate financiero a favor del municipio.  El gobierno de Martínez Garrigós se caracterizó por la construcción de obras innecesarias  La oposición lo criticó fuertemente por un gasto desmedido en su imagen –40 millones de pesos anuales destinados a la comunicación social–. Cuando tomó posesión, la deuda de Cuernavaca era de 70 millones de pesos. Poco más de un mes después, la capital morelense debía ya 670 millones. Al despedirse, dejó varias deudas importantes: una de 600 millones de pesos con el Banco del Bajío, otra de 300 millones de pesos con Bancomer, una más de 73 millones de pesos con la empresa Sofom Mifel por la instalación de alumbrado público, y una de 53 millones con el Grupo Empresarial Padimex SA de CV. Por si esto no bastara, se reveló la sustracción ilegal de 207 millones de pesos de las cuentas del Ayuntamiento, de los cuales 116 millones fueron restituidos y 91 permanecen desaparecidos, indicó Fernando Hernández Urías en Paseo Virreyes del 2 de septiembre.


NAUCALPAN 
El municipio posee la deuda más grande del Estado de México, con 481 millones de pesos. El gobierno está encabezado por el priista David Sánchez Guevara, quien asumió el cargo el 1 de enero, de manos de Azucena Olivares, también miembro del tricolor. Olivares fue señalada por fraude y despojo por empleados, panistas y priistas. Excélsior publicó el 26 de noviembre pasado que funcionarios, líderes sindicales y los propios trabajadores aseguraron que la administración de la priista dejó de realizar “los pagos a instituciones bancarias, proveedores, prestadores de servicios, aseguradoras, empleados sindicalizados, de confianza, a policías y bomberos”. Debido a la quiebra municipal, Sánchez Guevara anunció en días recientes que pedirá a los integrantes del Cabildo autorizar la contratación de una línea de crédito por 150 millones de pesos para cubrir el pago de salarios a los empleados y los compromisos apremiantes, expuso El Universal.
 69 MUNICIPIOS DE CHIAPAS EN QUIEBRA  
Otros ayuntamientos afectados por los desequilibrios económicos son 69 de los 122 que conforman el estado de Chiapas. El 21 de diciembre de 2012, 69 alcaldes se declararon en quiebra y sin dinero suficiente para pagar sueldos y aguinaldos a empleados, y liquidar deudas con proveedores y acreedores. Debido a esta situación, el grupo de ediles presentó un documento a los diputados locales en el que solicita la inmediata intervención del Congreso estatal para que realice auditorías a la gestión pasada y pidieron a la 65 Legislatura local apoyo para conseguir recursos financieros federales o préstamos que permitan hacer frente a los adeudos de cada Ayuntamiento. También plantearon que en caso de encontrar faltas administrativas en las deudas municipales se castigue a los responsables. Los presidentes municipales iniciaron labores el pasado 1 de octubre y afirman que hallaron las arcas locales vacías. Además del dinero que deben a empleados y acreedores, los alcaldes tienen un adeudo de 225 millones de pesos con la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Al conocer la situación, los diputados chiapanecos ofrecieron una rueda de prensa conjunta en la que calcularon que el déficit que enfrentan los funcionarios asciende a cinco mil millones de pesos. Asimismo, se planteó la necesidad de establecer planes de austeridad en los municipios afectados, promover la transparencia en el uso de recursos y otros puntos que garanticen el manejo responsable del gasto público. Por su parte, la coordinadora del grupo parlamentario del PAN en el Congreso local, Mirna Lucrecia Camacho Pedrero, pidió “llamar a cuentas” el ex gobernador Juan José Sabines Guerrero, por la situación económica que atraviesa el estado y que presuntamente superaría la heredada en Coahuila por Humberto Moreira. Por otro lado, en los últimos días, la Procuraduría General de Justicia del Estado detuvo y puso a disposición del juez penal a los ex alcaldes de Reforma, Herminio Valdez Castillo; Chicomuselo, Miguel López; Ocozocoautla, Silver Eroy Corzo León; Cacahoatán, Jesús Arnulfo Castillo Milla; Ixhuatán, Magdiel Rafael García Cancino; de Francisco León, Rodolfo Vázquez Martíne, e Irán Guanerges Mérida Matamoros de Comalapa Derivado de estas indagatorias, el 8 de enero Silver Eroy Corzo León, Límbano Miguel López y Rodolfo Vázquez recibieron auto de formal prisión por los presuntos delitos de peculado, ejercicio ilegal del servicio público y asociación delictuosa.