menu

video destacado

Nuevas órdenes de aprehensión contra exfuncionarios de URO


En la gráfica: Raúl Castellanos Hernández, Ambrosio Vásquez Arango, Armando Félix González Bernabé, Miguel Ángel Ortega Habib y Soledad Rojas Walls.
Oaxaca. 10/01/2013. OPLNoticias.- Un informe de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) detalla que el Juzgado Séptimo de lo Penal giró nuevas órdenes de aprehensión contra ex-fucionarios del gobierno del priista Ulises Ruiz Ortiz, acusados desde 2011 de quebranto patimonial de más de mil millones de pesos en perjuicio de la hacienda pública del estado de Oaxaca.

De acuerdo con la nota de Octavio Vélez, las órdenes de aprensión son para "el ex secretario y ex subsecretario de Finanzas, Miguel Ángel Ortega Habib y Fernando González García, los ex coordinadores de Comunicación Social, Raúl Castellanos Hernández y Soledad Rojas Walls y el jefe administrativo, Jorge Efrén Rojas Hernández, así como los ex directores y ex director de Administración y Finanzas de Caminos y Aeropistas de Oaxaca, Armando Félix González Bernabé, Ambrosio Vásquez Arango y Manuel Alejandro Hernández Muñoz, respectivamente".

Desde julio de 2011 los exfuncionarios han sido acusados de peculado, abuso de autoridad, ejercicio indebido de funciones y falsificación de documentos. Sin embargo, los antes citados interpusieron un amparo en contra de las órdenes de aprehensión dictadas en su contra.

Tanto la PGJE, la Contraloría, la Secretaría de Finanzas y la Consejería Jurídica presentaron un recurso de revisión, que al finalizar el Tribunal Colegiado en Materia Penal y Administrativa del Décimo Tercer Circuito modificó la resolución.

Ahora, fue la Secretaría de Finanzas quien interpuso la nueva querella y no la Contraloría ya que el delito fue en perjuicio de la hacienda pública.

Cabe señalar que en agosto de 2011, tras la captura de Manuel Alejandro Hernández Muñoz, quien fungió como director de Administración y Finanzas de Caminos y Aeropistas de Oaxaca (CAO), se le dictó auto de formal prisión por los delitos de ejercicio indebido de funciones, abuso de autoridad y peculado, por un monto superior a los 700 millones de pesos. Actualmente se encuentra recluido en el penal de Santa María Ixcotel, lugar donde se ejecutaría la orden de aprehensión.