menu

video destacado

Secretario de Pesca de Gobierno de Oaxaca implicado en la caza furtiva, atrapan a tres


13/01/2013. Oaxaca de Juárez, Oax. Jorge Luis Martínez/OPL.-Tres hombres provenientes de la ciudad de Oaxaca, que a bordo una camioneta Toyota Hilux, que llevaban tres venados muertos, que habían cazado, fueron detenidos por pobladores de Santiago Astata, cuando intentaban huir.
De acuerdo a lo trascendido, fue la tarde de ayer alrededor de las 18 horas cuando tres hombres a bordo de su camioneta Toyota Hilux color gris, con placas de circulación RV-39525 del estado de Oaxaca, circulaban por el paraje "Cupil", a cinco kilómetros de la cabecera municipal, cuando les fue marcado el alto por la policía de Santiago Astata y el presidente de bienes comunales.
Mismos que a simple vista observaron en la batea de la unidad de motor, los cuerpos de tres venados, que dichos hombres aseguraban, fueron cazados por ellos, al tiempo que al realizar una inspección más detallada al vehículo lograron el aseguramiento de una escopeta calibre 20, que ocuparon para la caza.
Los detenidos responden a los nombres de Carlos Bernal Castellanos de 57 años con domicilio en Meza de Anáhuac 609, colonia Volcanes, Carlos Manzano Vicente de 70 años mismo que dijo vivir en la calle 5 De Mayo número 107, Centro de Oaxaca y Enrique Canseco Avelino de 61 Años de edad, domicilio Almendros 100, colonia Reforma, Oaxaca de Juárez, Oax.
En su defensa los detenidos dijeron habían sido invitados a cazar por el Secretario de Pesca del Gobierno del Estado, Benjamín Hernández Silva y el Regidor de Pesca de Santiago Astata, Ricardo Villalobos Peto, ya que pertenecen al club de caza "Los Tejones", pero que al ver que sus compañeros eran detenidos emprendieron la huida.
Ante tal situación esta mañana se ha llamado a asamblea comunitaria para determinar que castigo se les impondrá a los tres detenidos, quienes son acusados de saquear los recursos naturales del pueblo y de cazar furtivamente en su territorio, en tanto los tres hombres permanecen en la cárcel municipal, hasta que la asamblea determine lo contrario.