menu

video destacado

Masones acusan a ‘Gabinistas’ de encubrir a ladrones


Erick SANTIAGO
Integrantes de la Logia Masónica Benito Juárez de Oaxaca acusaron este miércoles al gobierno del estado de encubrir delincuentes, por lo que exigieron la salida de funcionarios que han estado solapando hechos delictivos en la entidad oaxaqueña.
En conferencia de prensa el maestro de ese organismo Moisés Pérez detalló que el titular de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) Arturo Peimbert, así como Víctor Hugo Alejo Consejero Jurídico de la Gubernatura, intervinieron para que se obtuviera mediante una fianza de 15 mil pesos la liberación de Jesús Alfredo López García.
Esta persona el pasado 6 de enero entro a las instalaciones ubicadas sobre la calle Reforma y Murguia, realizo un sinnúmero de destrozos, además de que saqueo el lugar llevándose entre las pertenencias el libro de oro, denominado así por esta logia por contener la firma de quienes han ocupado el máximo grado.
El primer maestro que firmo ese libro fue el presidente Porfirio Díaz Mori y posteriormente otros destacados políticos como Don Benito Juárez García plasmaron su rúbrica en ese documento, por lo que el valor histórico que tiene es invaluable.
Determinaron a través de Jaime Alejandro Velázquez, presidente de abogados masónicos en la entidad, que personajes del gobierno avalan y respaldan al delincuente a pesar de que fue detenido en fragancia.
A las 12 de la noche, fueron informados que se encontraban sustrayendo material y documentos al interior de la oficina, por lo que acudieron al sitio con elementos de la policía estatal con quienes llevaron a cabo la detención.
Al detener a esta persona lo trasladan al ministerio público en donde los amenazó de muerte, y  argumentó que cuenta con el respaldo de funcionarios de la Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, como Arturo Peimbert.
El perito de la procuraduría en tanto el día 7 de enero emitió la resolución pericial del pagó de 15 mil pesos para la liberación del detenido aun cuando la evaluación es de 475 mil pesos por  los daños, y es que existían propiedades de 1883 hasta 1935, que fueron destruidos.
Las instancias gubernamentales defendieron a esta persona por ser uno de los fundadores de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) además de que es representante del Protectorado Mexicano para la Defensa de los Derechos Humanos y contendió para obtener la titularidad de la DDHPO.
Refirió que para defender a esta persona que incurrió en un delito, se puso en contacto con ellos Alejo Torres quien a sabiendas de la multa que le habían impuesto previo a que ellos se enteraran, pretendió interceder por el detenido.
Sin embargo la demanda prosiguió por lo que el ministerio público de la Procuraduría General del Estado, fijo una fianza de 15 mil pesos para los dos sujetos que se introdujeron al lugar para cometer el delito de allanamiento, robo y destrozos.
Ante esta clara situación la logia Masonica pidió una audiencia con el ejecutivo, por lo que se trasladaron a las oficinas de palacio de gobierno de donde salieron molestos ya que, en un primer momento les indicaron que si serian atendidos y al estar al interior les mencionaron que los atenderían funcionarios de menor rango.
Esto fue considerado por los Masones como una “grosería” por parte del ejecutivo, ya que pidieron bajo los marcos de respeto ser atendidos y así les fue ofrecidos por el ejecutivo, aunque a final de cuentas no los recibió.
Con esta actitud los masones partieron con los medios de comunicación hacia sus instalaciones donde mostraron los daños que sufrieron sus instalaciones mismas que abrieron pese a que muy pocas veces lo han hecho.
Durante el trayecto arribó Miguel Ángel Muñóz, encargado de comunicación social, y Enrique Pacheco Martínez, asesor del gobierno, quienes ofrecieron una reunión para el próximo viernes, que de no presentarse ocasionara que las logias a nivel estatal e internacional den su pronunciamiento al respecto