menu

video destacado

Analiza el gobierno cobrar a ciudadanos el alumbrado público


Con el propósito de recaudar ingresos adicionales por mil 200 millones de pesos a los ya contemplados en el paquete económico de 2013, diputados de la Asamblea Legislativa y autoridades del Gobierno del Distrito Federal analizan un mecanismo para cobrar a los particulares o usuarios domésticos el consumo de energía eléctrica del alumbrado público en la ciudad de México.
De acuerdo con la propuesta que circuló entre los asambleístas, se pretende que el cobro de los derechos de alumbrado público sea del que resulte de dividir el costo que le genere al Distrito Federal la prestación de este servicio, sin considerar el IVA, entre el número de usuarios, sin que en ningún caso la tarifa sea mayor al diez por ciento de las cantidades que deban pagar los contribuyentes por su consumo en forma particular.
En la actualidad son las diferentes delegaciones las que se hacen responsables del pago del alumbrado público ante la Comisión Federal de Electricidad (CFE), para lo cual, desde la Secretaría de Finanzas, se etiquetan los recursos necesarios, como parte de su presupuesto anual.
Sin embargo, debido a que para el próximo año la CFE tiene contemplado duplicar el cobro por este servicio, se planteó la propuesta de cobrar el derecho de alumbrado público a los usuarios particulares, como sucede, según lo expuso ayer el tesorero del gobierno capitalino, Emilio Barriga Delgado, ante diputados de las comisiones unidas de Presupuesto y Cuenta Pública y Hacienda, en el estado de México y otras 20 entidades del país.
Este cobro adicional de la energía, que se plantearía mediante una iniciativa para modificar el Código Fiscal, se realizaría por medio de un convenio con la CFE, para que al consumo de los particulares se le agregue el del alumbrado público.
Ayer ante la alusión del tema por parte del diputado del PRD Víctor Hugo Lobo, el tesorero capitalino afirmó que si había disposición de la Asamblea Legislativa se podría entablar una mesa para analizar los aspectos técnicos y hacer las corridas financieras.
Hay que visualizarlo en la lógica de que es equivalente al tema del agua, es decir la ciudad ofrece un servicio que llama alumbrado público, y así como pagamos el agua eventualmente tendríamos que pagar también por este derecho, que se cobra desde hace muchos años en la mayoría de las entidades del país, aseguró el funcionario.