menu

video destacado

TRANSPORTE URBANO, VIOLENCIA EN PUERTA


En apenas dos años desde el último aumento del costo del pasaje en camiones urbanos de la capital
de Oaxaca y la zona metropolitana, los voraces empresarios del transporte pretenden incrementar en
breve la tarifa a 6.50 y 7.00 pesos, cantidad que ya habrían acordado con el gobierno del Estado, a
pesar de que la administración estatal lo ha negado en forma sistemática.
Con ello han comenzado a surgir los tradicionales grupos universitarios que buscan cualquier bandera
social para seguir medrando en la UABJO y para seguir obteniendo canonjías del gobierno, a costa del
auténtico pueblo que sufrirá la crisis en el transporte.
Hace unas tres semanas se comenzó a sondear a la opinión pública acerca de la posibilidad de subir
las tarifas de los camiones, que ahora ya no se distinguen de primera o de segunda; de inmediato
comenzaron a surgir las inconformidades, pero de los tradicionales porros universitarios que no
necesariamente están buscando proteger la economía popular.
El gobernador Gabino Cué Monteagudo aceptó que podría darse el hecho; la Secretaría de Vialidad y
Transporte (Sevitra) ha negado en varias ocasiones que esté aprobada la propuesta pero tampoco la
ha rechazado en definitiva, más bien, ha deslizado la posibilidad de avalar la iniciativa de los
empresarios, con argumentos de la carestía por el costo de la gasolina, herramientas y refacciones.
Finalmente, la nueva tarifa podría entrar en vigor en las primeras horas del 2013, es decir, la próxima
semana, y será pareja de 6.50 pesos, como ya bien lo adelantó el periódico “El Imparcial”.
Todo lo anterior está conformando un contexto social muy peligroso, principalmente porque a estas
alturas los bolsillos de la clase popular, la de menos ingresos, está más que depauperados.
Pero sobre todo por la desconfianza que tienen hacia sus autoridades, que justo cuando niegan las
cosas, es cuando las aprueban; peor todavía porque desde hace muchos años “condicionan” al pulpo
camionero a mejorar sus unidades, lo cual no sucede.
Los hechos de inconformidad social sucedidos recientemente en diversas partes del estado, como el
miércoles en Xoxocotlán, son un claro ejemplo de que la sociedad ya no se quedará callada ni sumisa.
Como muestra de la falta de compromiso y de palabra del gobierno y de los empresarios, son éstos.
El último golpe se dio en el último año del gobierno de Ulises Ruiz Ortiz, cuando el 18 de agosto de
2010, ya en temporada vacacional de escolares, se autorizó el incremento del alza del transporte. De
cuatro pesos, pasó a 4.50 y 5.50 pesos; el primero para los camiones más destartalados, pero que en
pocos meses igualaron como si fueran unidades recientes o nuevas.
El anuncio lo hizo Gonzalo Ruiz Cerón (hoy en la cárcel por traficar con concesiones), entonces
coordinador de Transporte, en reunión del secretario general de Gobierno, Evencio Nicolás Martínez,
con cuatro empresarios.
“Las unidades que cobrarán $4.50 estarán diferenciadas con una franja roja de 30 centímetros en el
frente, además de una calcomanía señalando el costo del pasaje, para que el usuario los pueda
distinguir”.
“Resaltó que conforme a las condiciones en que se encuentra el parque vehicular, que se compone de

831 unidades, y que pertenecen a las líneas Choferes del Sur, Urbanos de Oaxaca, Transportes
Urbanos y Suburbanos Guelatao y Sertexa, serán 601 urbanos las que cobren $5.50 pesos y otras
230 cobrarán $4.50 pesos”, se dijo en esa fecha.
Pero además, se comprometió a vigilar que los transportistas cumplan con la verificación vehicular, con
la póliza actualizada del seguro del viajero y que se expida boleto al pasajero.
Como verá, nada de eso se cumplió ese año ni en los siguientes.
El anterior aumento ocurrió el 21 de diciembre de 2007, también en el gobierno de Ulises Ruiz con
Gonzalo Ruiz Cerón en la Cotran, que apenas salía de la crisis del 2006; en esa fecha se autorizó el
aumento de un peso, de 3.50 a 4.00 y 4.50.
Y otra vez, condicionaron al pulpo camionero a contar con seguro del viajero, a mejorar las unidades y
renovar el parque vehicular, a pasar revista y verificación vehicular y a retirar las unidades chatarra.
Tampoco nada de eso sucedió.
El cuento de nunca acabar, pues otra vez, en unos días más, el gobierno que ahora se dice llamar del
cambio y que prometió actuar muy diferente a los priistas, hará lo mismo que se ha hecho en
administraciones pasadas: darle la espalda al pueblo y ayudar a los empresarios.
NIMIEDADES
1.- Los graves problemas internos en la Secretaría General de Gobierno, pero sobre todo la deslealtad
de algunos funcionarios y servidores públicos en el gabinete, como ARTURO PEIMBERT CALVO y
ERÉNDIRA CRUZ VILLEGAS, por poner un ejemplo, volvieron a hacer crisis social ahora a través de las triquis que se encuentran desde octubre en plantón en el zócalo y que fueron retiradas para no dar mal aspecto a los turistas. No estaría mal que antes de intentar resolver las inconformidades, el
gobernador Gabino Cué termine por correr o jalar las orejas a gente de Peimbert, que lleva alimentos
a las mujeres de Copala.
2.- Otra vez, el Frente Popular Revolucionario metió en una crisis al gobierno municipal de Xoxocotlán, y estuvo a punto de resultar en una tragedia, porque hubo de por medio cohetones, piedrazos, bazukas hechizas y gases lacrimógenos; el presidente JOSÉ JULIO ANTONIO AQUINO debería encarcelar de una vez por todo a aquellos que sólo intentan manchar su imagen y su prestigio y sobre todo de desestabilizar al municipio. Por cierto, por ningún lado se ha visto al diputado ALEJANDRO LÓPEZ JARQUÍN, que siempre que hay fiesta en Xoxocotlán se aparece, pero ahora que hubo problemas, ni siquiera se solidarizó con su presidente, al que desea suceder.
3.- Por varios días durante la temporada vacacional, quienes requerimos de una licencia para manejo
hemos sufrido la grave desatención de la secretaría de Transporte que encabeza JOSÉ ANTONIO
ESTEFAN GARFIAS, pues él mismo junto con sus empleados se fueron de vacaciones y dejaron a
cientos de usuarios sin la forma de hacer los trámites, que ahora ya no dependen de Tránsito, como
expedir también permisos provisionales para circular y otros.
4.- Al cúmulo de denuncias de corrupción en los Servicios de Oaxaca se suma una más en contra de
GERMÁN TENORIO VASCONCELOS. Resulta que para las fiestas navideñas de la escuela de la hija de su esposa Miriam Cruz de Tenorio, hizo traer directamente de la ciudad de México, en avión
privado, al “Mago Frank” y su conejo. Fue el pasado dìa 13 en la Quinta Gloria de Santa Lucía del
Camino, donde se dio el derroche en todos los aspectos, con cargo al erario. Pero no sólo eso, sino
que se siguen saqueando el presupuesto vía presuntas empresas que venden consumibles para los
aparatos de rayos X, mientras que su esposa viaja continuamente, al lado de sus amigas, a los
Estados Unidos de shoping, por supuesto también con cargo al estado. Quizá por eso ya le están
cantando las golondrinas a Tenorio.