menu

video destacado

Diputados oaxaqueños derrochan casi 1,000 millones de pesos en secreto


diputados_oaxaca
Según los artículos 6 y 9 de la Ley de Transparencia de Oaxaca, es una obligación de las autoridades el hacer del conocimiento público la información precisa de la forma en que se gasta el presupuesto, el concepto y monto, situación que no sucede en una partida “secreta” de casi 1,000 millones de pesos, que gastaron durante los 3 años pasados, los 42 diputados oaxaqueños.
Aún cuando se solicitó la información a la Auditoría Superior del Estado (ASE), que depende del Congreso oaxaqueño, estos se negaron a proporcionar la información detallada de los balances que la Cámara de Diputados ha entregado sobre su presupuesto anual de 2010 a 2012.
“La información y documentación que forma parte de este Órgano de Fiscalización Superior tiene el carácter de reservado y su manejo debe ser estrictamente confidencial”
En total, son 968 millones 594 mil 752 pesos los que el congreso destinó en salarios, insumos, operación, autos, teléfonos y otros gastos, pero cuyos detalles no están disponibles para que sean consultados, tal como lo marca la ley, pues, según la propia Auditoría Superior del Estado, los gastos se han catalogado como “reservados” y “confidenciales”.
Oficialmente y, según lo que indica la página del Congreso del Estado, cada uno de los 42 legisladores locales han recibido 656 mil 928 pesos tan sólo por dieta, gasto que no contempla sus prestaciones ni los apoyos administrativos que reciben.
Los casi 1,000 millones de pesos que gastaron nuestros legisladores representan más del doble de los recursos que se destinaron durante el 2012 para el “Programa estratégico de seguridad alimentaria”, que beneficia a 372 municipios, con un presupuesto de 412 millones.
Para tener una idea de la gravedad de este derroche de dinero, basta con decir que se puede comparar con el presupuesto total que se destina para llevar a cabo siete programas sociales en el Estado, cuya inversión asciende a mil millones de pesos y que permite beneficiar a la población con 975 mil uniformes para niños, 500 mil útiles escolares, becas a 17 mil jóvenes, apoyos mensuales a 3 mil 480 jefas de familia y a 23 mil 230 personas con discapacidad, así como pensión a 20 mil 450 adultos mayores de 70 años y la aplicación de 5 mil 381 vacunas contra el virus del Papiloma Humano.
Mientras el dinero podría ser invertido para beneficiar a la sociedad, nuestros legisladores se lo gastan de manera “secreta”, para pagar vehículos, cuentas de teléfonos móviles personales e incluso pagar los sueldos de hasta 4 “asesores”, por ello la importancia de saber los montos exactos y la forma en que nuestro dinero es gastado.