menu

video destacado

Inconformidad contra el actual gobierno represor: Cuauhtémoc Blas




Oaxaca de Juárez, 31 de diciembre. Los que fueron aliados naturales del actual
gobernador de Oaxaca Gabino Cué Monteagudo
empiezan a marcarle distancia. Algunos Ayuntamientos hacen lo mismo
desconcertados por el trato despótico de que son objeto.

Cuentan algunas autoridades municipales que son olímpicamente desdeñados
cuando acuden a reclamar los recursos destinados a los municipios para obras
ya ejecutadas pero aún no cubiertas en su pago total por la falta de la parte del
gobierno estatal en las llamadas mezclas de recursos. Salen de la Secretaría de
Finanzas sin siquiera una promesa y menos de la fecha del pago. Todos
esperaban que el "jineteo" del erario terminara en diciembre pero ya casi
termina el mes y el dinero no aparece.
Hay quienes dicen que el dinero simplemente no está como si alguien lo hubiera
desaparecido lo mismo pasa en municipios donde empresas llevan hasta 10
meses sin recibir sus pagos por obras.
Dirigentes de organizaciones y grupos manifiestan un descontento que empieza
a crecer notoriamente. El dirigente de la Coordinadora de Organizaciones
Sociales de la Sierra Sur de Oaxaca (COSSSUR Daniel Gutiérrez dijo en Sola de
Vega en la inauguración de la Casa de Gestión que los avances en la Sierra Sur
son lentos y se necesita más apoyos por la marcada desigualdad e innumerables
carencias de los pueblos.
Añadió el dirigente que los conflictos agrarios de la Sierra persisten y se
mantienen las pugnas entre pueblos, lo que indica la falta de capacidad y de
trabajo de los funcionarios estatales, sostuvo en presencia de legisladores y
representantes populares de Izquierda Democrática Nacional (IDN) del PRD,
donde destacó la presencia de la diputada vicepresidente de la Mesa Directiva
del la LXII Legislatura federal, Aleida Ruiz Alavez en dicha inauguración.
En el mismo acto Flavio Sosa Villavicencio, ex Vocero de la Asamblea Popular de
los Pueblos de Oaxaca (APPO) quien a pesar que fue víctima del sexenio
ulisista, en la comodidad y blandura del poder de hoy no ha reclamado
suficientemente los agravios del pasado a los oaxaqueños.
Sin embargo Flavio Sosa llamó a ser críticos pues no por ser amigos del
gobernador Gabino Cué vamos a dejar de decirle que tal o cual funcionario no
sirve, dijo.
"Gabino no sólo ganó por los votos de la coalición —afirmó— sino por la lucha de
todos, por la gente en las calles, por dirigentes que hasta fueron a la cárcel