menu

video destacado

Ingresan granaderos al Congreso de Tlaxcala; acusan violación a soberanía

Tlaxcala, Tlax. Granaderos de la Policía Estatal, encabezados por el titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Tlaxcala, Orlando May Zaragoza Ayala, violaron la soberanía del Poder Legislativo de esta entidad, al ingresar al recinto sin que el presidente de la Comisión Permanente, el perredista Efrén López Hernández, hubiera solicitado la intervención de la fuerza pública al gobierno.
Además, el secretario de Seguridad agredió físicamente a los diputados locales, Gelacio Montiel Fuentes (PRD), Justo Lozano Tovar (PAN) y Jorge García Luna (Partido Socialista), al momento de cerrar uno de los portones de acceso al Congreso casi a la media noche del pasado domingo, luego de que los legisladores rompieron los candados con un palo para permitir el acceso a los trabajadores del sindicato 7 de Mayo y de la sección 31 del SNTE, quienes exigían su ingreso para presenciar la sesión en la que se clausurarían los trabajos de la Comisión Permanente y se instalaría la mesa directiva para el primer periodo ordinario de sesiones de 2013, el cual inició este 31 de diciembre.
Los trabajadores sindicalizados se congregaron frente a Palacio Legislativo desde las 20 horas del domingo, debido a que la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) rompió el acuerdo de que el domingo se instalarían mesas para analizar la propuesta de los burócratas y docentes sobre la reforma a la Ley Orgánica de Pensiones Civiles del Estado de Tlaxcala (PCET).
La sesión para clausurar los trabajos de la Comisión Permanente se llevó a cabo alrededor de las 21:30 horas y más tarde los 10 legisladores priistas, con el apoyo de dos del PRD, dos del PT, una del PAN, uno del PVEM y otra de Movimiento Ciudadano, iniciaron una sesión, sin que se hubiese integrado la mesa directiva para el segundo periodo ordinario, con la finalidad de aprobar la nueva Ley de PCET propuesta por el gobernador del tricolor, Mariano González Zarur.
Cuando el diputado priísta, Carlos Augusto Pérez Hernández daba lectura a la iniciativa de ley en la sesión –ya habían ingresado al salón de plenos alrededor de 500 manifestantes–, el legislador del Partido Socialista (PS), Víctor Morales Acoltzi subió a la tribuna para arrebatarle los documentos.
De manera inmediata, el diputado Mario Hernández Ramírez (PRI) sujetó del cuello a Morales Acoltzi, quien logró zafarse y arrojó los papeles hacia las butacas repletas de los manifestantes, quienes gritaban traidores a los diputados que pretendían aprobar la reforma y además en coro gritaban: “ni un voto al PRI, ni un voto al PRI”.
En seguida, el diputado Mario Hernández pateó a Víctor Morales, quien se regresó a repeler la agresión, pero la oportuna intervención de los diputados Jorge García Luna y Adolfo Escobar Jardínez impidió que continuara la gresca.
Tras este incidente, los 18 diputados interesados en aprobar la ley abandonaron el salón de plenos y se dirigieron a una sede alterna, en donde aprobaron la iniciativa del gobernador Mariano González Zarur en los términos propuestos por el Ejecutivo local.
Lo anterior lo confirmaron los diputados del PRI, Silvestre Velásquez Guevara y Carlos Augusto Pérez Hernández, quienes argumentaron que se dirigieron a un hotel del municipio de Yauhquemehcan para continuar la sesión, debido a que no existían las condiciones para realizar la plenaria en el Congreso. La mesa directiva fue presidida por el diputado Teodardo Muñoz Torres.
“Ya está aprobada la ley y no hay marcha atrás, los diputados que se opusieron quizás puedan impugnar, pero eso ya lo tendrán que resolver los tribunales”, apuntó Pérez Hernández.
La nueva Ley de PCET incrementa la edad de jubilación para los trabajadores, duplica los montos de aportación tanto de la parte laboral como patronal y afilia a los burócratas al Seguro Popular y a los docentes al ISSSTE.
En tanto, el coordinador de la bancada del PRI, Silvestre Velásquez, indicó que fue legal el proceso por el cual aprobaron la nueva Ley de PCET, pues argumentó que el artículo 11 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo prevé sedes alternas para el trabajo legislativo cuando no existan las condiciones para sesionar en el lugar establecido.
“Así que aprobamos la ley en una sede alterna, andábamos tan nerviosos, pero finalmente sesionamos y se votó la reforma a la ley”, expresó.
Por su lado, los diputados de la oposición anunciaron que procederán por la vía penal y jurídica por los actos del pasado domingo y la madrugada del lunes.
Por lo pronto, hay incertidumbre en el Congreso local, pues está pendiente la aprobación del Presupuesto de Egresos de 2013 y en las primeras horas de este lunes fueron selladas las estradas por personal administrativo, con el argumento ”de que serían evaluados los daños el edificio”.
Finalmente, los burócratas se reúnen en este momento en su sede de la capital de Tlaxcala para tomar medidas en contra de la aprobación de la nueva Ley de PCET.