menu

video destacado

Corona Edgar Hernández a la reina de la vela Xunaxi en huatulco.


Huatulco, Oaxaca | Como padrino de la tradicional Vela Xunaxi, celebrada el pasado sábado 08 de Diciembre en este destino turístico, el contador público Edgar Hernández García coronó a la reina, Sandra Itzel Pacheco.
Al evento, celebrado en el Salón Reyes, se dieron cita más de mil 200 personas, entre integrantes de la comunidad istemeña radicados en Huatulco y huatulqueños, quienes disfrutaron de la vela
En su mensaje a los asistentes, Edgar Hernández agradeció la invitación de los mayordomos: Alicia Pacheco Gómez y Benito Zárate Betanzos, así como de la señora Zoila Pacheco Martínez, madre de la reina de la vela.
Dijo sentirse orgulloso de las "hermosas" tradiciones istmeñas, que hacen de la vela una fiesta de color, tradición y creansa y además ser testigo y participe de que las raíces no se lleguen a extinguir.
Indicó que las raíces son parte de la escencia del mexicano, oaxaqueño y de los huatulqueños, motivo por el cual se sintió muy honrado con la distinción de ser nombrado padrino de la Vela Xunaxi.
Corona Edgar Hernández a la reina de la vela Xunaxi
"Ésta distinción me permite saludar a tantos y tan buenos amigos istmeños a quienes conozco desde hace años y que tenía tantos decesos de estrecharles la mano" expresó.
Mostró su admiración por los istmeños "por esa gran noción con la que dfienden su cultura" dijo, la cual nunca dejan de promover y difundir.
De igual forma hizo patente su reconocimiento a los istmeños radicados en Huatulco que han sido pioneros de lo que hoy tiene este municipio: "un floreciente desarrollo turístico, orgullo de Oaxaca y México ante los ojos del mundo".
Agregó que muchos istmeños han aportado a Huatulco su fuerza laboral y cultura, "su trabajo y tradiciones forman parte de la historia de Huatulco" señaló Edgar Hernández.
Recordó también que cuando niño muchas veces veía en la playa a istmeños, después de una jornada de trabajo, disfrutar y hablar en su lengua natal.
Hernández García refirió que desde su infancia aprendió a admirar a los istmeños y sobre todo sus tradiciones, de las cuales -dice- es un profundo admirador y que hasta las ha llegado a adoptar como suyas.
Dijo que sus padres le contaban que muchos de los istmeños se quedaron a vivir para siempre en Huatulco y trajeron sus tradiciones, sus fiestas -como esta vela-, la deliciosa comida, y fueron creando una rica mezcla de razas y costumbres con nativos de esta región.
"Por eso no duden que siempre que pueda los apoyaré a difundir estas importantes fiestas" resaltó el también empresario, conminandolos a que nunca se olviden de sus raices ancestrales.