menu

video destacado

Mejoran perspectivas de PIB e inflación, pero caen las de empleo


Ciudad de México  • Las expectativas para la inflación y el crecimiento económico de México tuvieron una mejoría para el cierre de 2012, pues en el primer caso se espera que concluya en 4 por ciento, mientras que en el segundo se registre una expansión de 3.87 por ciento, reveló el Banco de México (Banxico).
De acuerdo con la última encuesta sobre las expectativas de los especialistas en economia del sector privado en este año, que recaba Banxico, la inflación cerrará en el límite que tiene por meta el instituto central que es hasta 4 por ciento.
De esa forma, el indicador que mide la variación generalizada de los precios en México, suma ya dos encuestas donde los expertos ven una ligera mejoría, esto si se toma en cuenta que durante septiembre de este año la inflación llegó a tocar un techo de 4.77 por ciento.
Hacia 2013, los expertos que participaron en la encuesta ven una situación más suave para esta variable macroeconómica, pues prevén que se sitúe en 3.69 por ciento.
Lo que llama la atención, es que en esta encuesta, donde participaron 22 grupos de análisis y consultoría económica del sector privado nacional y extranjero, las opiniones de quienes ven que las presiones inflacionarias en el país pueden ser un factor que podría limitar el crecimiento económico aumentaron a 8 por ciento, cuando en el reporte de 15 días antes, solo 3 por ciento habían manifestado esta preocupación.
Incluso en la encuesta de junio pasado ningún analista indicaba este elemento como un factor inquietante en la economía.
Otra variable que se ajustó positivamente fue la del crecimiento económico, pues pasó de 3.8 a 3.87 por ciento en la última encuesta.
Si bien para 2013 se espera una expansión más modesta, también hubo una marginal mejoría al pasar de 3.44 a 3.45 por ciento su expectativa.
Sin embargo, la generación de empleos formales en el país no tuvo la misma tendencia, pues los expertos previeron una incorporación de 683 mil trabajadores asegurados al IMSS, lo cual es inferior a los 710 mil que previeron en la encuesta de noviembre pasado.
Los factores que continuaron siendo la mayor preocupación sobre el desempeño económico de México fueron provenientes de los problemas del exterior.
Según la encuesta, 32 por ciento de los participantes dijeron que la debilidad del mercado externo y de la economía mundial es el principal elemento que podría limitar el ritmo de la actividad económica mexicana, seguido por la inestabilidad financiera internacional, que recogió 17 por ciento de las contestaciones.
Como factores internos, tanto la ausencia de cambios estructurales en el país, así como los problemas de inseguridad pública merecieron cada una 15 por ciento de las respuestas de los participantes en la encuesta.
En quinto lugar se estableció la ya mencionada preocupación sobre las presiones inflacionarias, con 8 por ciento de los votos.