menu

video destacado

HAY NARCOTRAFICO EN LA SEGARPA?


Celaya Valenzuela, el capo priista Foto: Especial
- El 10 de agosto pasado, cuando en España detuvieron a Jesús Gutiérrez Guzmán, primo de Joaquín El chapo Guzmán, rápidamente aparecieron en las redes sociales fotografías de Enrique Peña Nieto con uno de los acompañantes del primo de El Chapo.
Se trató de Rafael Humberto Celaya Valenzuela; la detención fue en coordinación con el FBI, los cargos fueron por ser presuntos integrantes de una célula del cartel de Sinaloa que pretendía expandir sus negocios a España.
Celaya Valenzuela resultó ser de un destacado priista, excoordinador de candidatos a diputados federales por Sonora. A las pocas horas de conocerse la noticia, todo mundo se deslindó del sonorense. Primero fue el comité directivo de esa norteña entidad, luego, la dirigencia nacional del PRI.
Y es que el detenido por presuntos vínculos con el narcotráfico subió a su página de Facebook varias fotografías, una de ellas con Enrique Peña Nieto durante su registro como candidato presidencial por el PRI; otra con el senador del PRI, Emilio Gamboa Patrón, y una más con Ernesto Gándara, actual senador de la República y expresidente municipal de Hermosillo, la capital de Sonora.
Todos lo negaron, pero Gándara no puede rechazar su cercanía con el hoy detenido, pues durante su gestión como presidente municipal 2006-2009 lo nombró director de Administración y Finanzas del organismo operador del agua. Una dependencia vital para un municipio por donde corre el Distrito 4 de riego, uno de los más ricos del país. Y vital también para todos aquellos que pretendan sembrar…lo que sea… por aquella zona.
Otro más que no puede siquiera intentar negarlo es Víctor Hugo Celaya Celaya. ¿Y este hombre quién es? Pues nada menos que el recién nombrado jefe de Delegaciones de la Sagarpa, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, quien, a su vez, es tío del presunto narcotraficante.
Llama la atención que Celaya Celaya esté en una posición clave del agro, sobre todo si pensamos cuan valiosas son las tierras y empaques para los carteles mexicanos. Pero lo más curioso de todo es que Enrique Martínez y Martínez, actual titular de la Sagarpa, no fue quien designó a Celeya Celaya, sino el propio Enrique Peña Nieto, el mismo que aparece en la foto con el joven preso en España.
Las designaciones que hizo Peña Nieto en su gabinete y las cuñas que impuso a varios secretarios –dice que para que la cuña apriete debe ser del mismo palo–, más que dudas, generan preocupación. En este caso no se puede dejar de lado el parentesco de Celeya Celaya con el presunto narcotraficante, tampoco de su cercanía con Peña Nieto.
Una de las hipótesis que se hicieron antes del regreso del PRI a Los Pinos, fue la famosa pax mafia. Aquel pacto que los narcotraficantes hicieran con algunos gobiernos para poner orden. Se dijo que Peña Nieto haría lo mismo; muchos pensaron que se trataba de un análisis superficial y elemental, por lo mismo, descartable, sin embargo, con el paso de los días la preocupación de si esa será la fórmula que eligió el equipo de Peña Nieto, aumenta.
Cierto es que la parentela no la elige uno, mucho menos su actividad. Pero en México ningún cabo puede quedar en el olvido. A todos hay que seguir los pasos, pues la narcopolítica en este país, existe… Y aunque la mayor parte de los medios de información quieran hacer parecer que ya no hay ejecutados ni desaparecidos, lo cierto es que uno no se puede dejar ir con esta ilusión que el gobierno de Peña Nieto pretende imponer, mucho menos cuando se trata de crimen organizado y su posible filtración en el poder…