menu

video destacado

Renuncia Luis Cárdenas Palomino; es adicto a las armas


Oaxaca de Juárez, 23 de diciembre. Luis Cárdenas Palomino, titular de la División de Seguridad Regional de la Policía Federal, anunció a través de su cuenta de Facebook que renunció a dicho cargo después de 23 años de servicio público, para integrarse a la iniciativa privada.
En su cuenta personal de la mencionada red social, Cárdenas Palomino escribió: "hago del conocimiento público que he presentado mi renuncia a la titularidad de la División de Seguridad Regional y solicitado mi baja de la Policía Federal con fecha del 31 de diciembre de 2012".
También señaló que si bien la mitad de su vida ha sido policía ahora iniciará una nueva etapa con la satisfacción de haber cumplido en su cargo y que la intensión es pasar más tiempo con su familia.
Resaltó que en cada una de sus acciones y decisiones puso por delante su "amor al país" y que ser policía más que un trabajo "es una forma de vida en la que he tenido la oportunidad de lograr satisfacciones", como "brindar ayuda y protección a las familias víctimas del crimen organizado o la inseguridad".
Adicto a las armas

De acuerdo a la revista Proceso, el coordinador de Seguridad Regional de la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP) y brazo operativo de Genaro García Luna, quien tiene abierta una investigación en Estados Unidos por presuntos nexos con el crimen organizado (Proceso1883), Luis Cárdenas Palomino, es amante de las armas.
Según una nota publicada por el diario Reforma en su edición de este martes, el funcionario posee en su casa una colección privada de 99 armas, entre ellas dos subametralladoras.
Documentos del Registro Federal de Armas de Fuego de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en poder del diario revelan que Cárdenas Palomino acumuló dichas armas en un lapso de tres años, de 2009 a 2012, es decir, estando en funciones.
Por ejemplo, en enero de 2009 tramitó y obtuvo los permisos correspondientes de las primeras 35 armas; un año después, en 2010, aumentó la colección a 49 y, en 2011, la incrementó a 83.
En mayo pasado, su museo particular creció aun más al llegar a 99.
Las armas en poder del primer director general de Investigación Policial de la desaparecida Agencia Federal de Investigaciones de la PGR y quien carga con acusaciones graves, como "la recreación de la captura de la francesa Florence Cassez, sentenciada a 60 años de cárcel por secuestro, y la imputación que le hace Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, de recibir dinero del narco, fueron registradas por él mismo mediante dos procedimientos.
Por venta directa registrada en la armería de la Sedena y bajo la manifestación hecha para solicitar el registro del arma 30 días después de haber sido obtenida, como lo exige la Ley Federal de Armas de Fuego.
Las armas registradas por Cárdenas Palomino ante la Sedena, con calibre permitido, son: siete rifles de repetición, un fusil, un fusil semiautomático, ocho pistolas, siete revólveres, dos escopetas de cañón y una carabina.
En la lista de armas de calibres de uso exclusivo del Ejército en poder del jefe policiaco destacan: 43 pistolas, cinco fusiles, 10 revólveres, dos rifles semiautomáticos, seis carabinas, un rifle, una ametralladora, dos pistolas ametralladoras y dos subametralladoras
Según el diario, quien autorizó la compra y registro de la mayor parte del arsenal del excoordinador de Inteligencia para la Prevención del Delito de la Policía Federal fue el general José Luis Ramón Velasco Guillén, cuando fungió como director general del Registro Federal de Armas de Fuego y Control de Explosivos de la Sedena, único lugar en México autorizado para vender armas.
Velasco Guillén fue destituido en febrero de 2012, acusado de vender armas de manera ilegal a un coleccionista. Actualmente se encuentra bajo proceso militar, junto con un empleado de la SSP de nombre Gabriel Ábrego García, El Venadito