menu

video destacado

Este domingo, 115 años de Noche de Rábanos en Oaxaca


Oaxaca, Oax. 22 de diciembre de 2012 .- Este domingo 23, el Zócalo de la capital de Oaxaca de Juárez recibirá, como cada año, a miles de familias oaxaqueñas y visitantes de otras partes de México y el mundo, para admirar la tradicional Noche de Rábanos, que en este 2012 cumple 115 años de realizar esta inigualable festividad en la entidad.
Con la magia y talento artístico que solo ellos pueden desarrollar, horticultores y floricultores oaxaqueños exhibirán a los visitantes los diseños especiales que se realizan con el rábano, al igual que con la flor inmortal y totomoxtle.
La Noche de rábanos, con 115 años de historia, es sin duda una de las fiestas con más sabor popular de Oaxaca, toda vez que nos acerca a la belleza artesanal realizada por manos artistas de genuina extracción del pueblo.
Nuevamente, un ambiente navideño inundará el corazón de la ciudad, donde se congregarán habitantes de la Ciudad de Oaxaca de Juárez, así como de los municipios circunvecinos, y el turismo nacional e internacional para admirar la creatividad de los participantes.
Las majestuosas obras que hortelanos y floricultores presentarán son inspiradas en motivos acordes a la temporada navideña, como el Nacimiento, Reyes Magos, la Festividad de la Virgen de La Soledad, días de Muertos, trajes típicos del estado, calendas y bailes, etcétera.
A partir de las 08:00 horas de este domingo se instalarán alrededor de la plancha del Zócalo los participantes de las diferentes categorías, y aproximadamente durante seis horas, niños y adultos echarán su imaginación a volar y sus manos a trabajar, a fin de lograr tener uno de los trabajos más expresivos y extraordinarios.
En tanto, oaxaqueños y visitantes podrán observar cómo los artistas elaboran sus sorprendentes obras y a partir de cientos de rábanos lograr magníficas representaciones a escala de la Catedral Metropolitana de Oaxaca de Juárez, la Última Cena, el Nacimiento de Jesús, así como las alegres calendas y la llegada de los Reyes Magos.
Alrededor de las 14:00 horas, el Jurado Calificador que integra el cronista Rubén Vasconcelos Beltrán, entre otros integrantes de la sociedad civil, reconocidos por su honorabilidad y profesionalismo, pasarán por cada stand para observar, valorar y calificar los trabajos.
A las 18:00 horas, autoridades de Gobierno del Estado y del municipio de Oaxaca de Juárez iniciarán un recorrido por los stands para admirar la obra de cada uno de los participantes. A las 19:30 horas, el patio central de Palacio de Gobierno será sede de la premiación y entrega de reconocimientos a los ganadores y mejores trabajos en sus diferentes categorías en la modalidad de rábanos, flor inmortal y totomoxtle.
Cabe destacar que los orígenes de esta tradicional fiesta reconocida a nivel internacional, se ubican en el mercado de la Vigilia de la Natividad, destinado a abastecer las mesas para la comida de abstinencia del 24 de diciembre, luego que las mujeres y hombres del centro de abastos empezaron a adornar sus puestos con diferentes figuras del tubérculo y muchos por su destreza con las manos empezaron a ser felicitados y hasta premiados.
Formalmente la costumbre de calar, escamar y enflorar los rábanos aprovechando sus caprichosas formas para la realización de seres y cosas creados por la imaginación de los puesteros, nació en el año 1897 a iniciativa del presidente municipal de Oaxaca de Juárez, en ése entonces, Don Francisco Vasconcelos Flores.
Hasta hace algunos años los horticultores que participaban en el certamen sembraban de manera particular los rábanos, y en la actualidad la siembra se realiza en la Unidad del Bosque “El Tequio” en dos variedades Banterder y Champion. Muchos de los ejemplares llegan a medir cincuenta centímetros y pesar hasta tres kilogramos.
El concurso que es totalmente gratuito es convocado por el Municipio de Oaxaca de Juárez integra las categorías libre, infantil y tradicional, las cuales tienen asignados tres premios en efectivo, aunque todos los participantes reciben un diploma y un estímulo a su esfuerzo reflejado en sus figuras de rábanos, flor inmortal y totomoxtle.