menu

video destacado

El ‘Big Brother’ del DF produjo 5 órdenes de aprehensión por el #1DMx


En la ciudad de México, 13 mil cámaras de video semiocultas vigilan los movimientos de todos los capitalinos las 24 horas del día y debido a este sistema de supervisión es que la Procuraduría General de Justicia de DF (PGJDF) podría sumar 5 nuevos detenidos por el #1DMx.
Se le conoce popularmente en el lenguaje policiaco como el “CSI del DF”, aunque técnicamente se llama “CECO” o “Centro de Control y Comando”: un complejo piso en la colonia Doctores, donde 60 agentes de la Policía de Investigación monitorean todas las cámaras de videovigilancia de la capital en 14 pantallas gigantes.
Desde lo alto de postes de luz o mobiliario urbano, las cámaras son manipuladas por los agentes para seguir los movimientos de quien sea considerado sospechoso; si se considera necesario, el personal captura fotografías del individuo para incluirlo en investigaciones posteriores.
Así es como desde principios de diciembre hasta el 17 de mes, la PGJDF revisó las cintas del día de la protesta de Enrique Peña Nieto en las cámaras ubicadas en el Centro Histórico y determinó solicitar 5 órdenes de aprehensión por los desmanes a negocios.
De concretarse estas órdenes, la Policía de Investigación deberá aprehender a los presuntos responsables y sumarlos a los 13 hombres detenidos por el #1DMX en el Reclusorio Oriente y a la única mujer consignada en el penal Santa Martha Acatitla.
Con ello, la cifra de personas privadas de la libertad por las protestas contra la asunción presidencial de Peña Nieto llegaría a 19 individuos.
De acuerdo con fuentes de la Procuraduría local, la participación en actos vandálicos de estas cinco personas está plenamente acreditada en video, por lo que no se espera controversia legal alguna.
Los nombres de los señalados no se han dado a conocer, pero fueron ya identificados por la PGJDF con nombre y apellido a través de una búsqueda de la Policía Cibernética en redes sociales.
El área de Comunicación Social de la PGJDF señaló que estas cinco órdenes de aprehensión no serán las únicas que se giren, pues las investigaciones sobre el delito de ataques a la paz pública el pasado 1 de diciembre siguen su curso.